Día de la Mujer Trabajadora

El día internacional de la mujer trabajadora se conmemora en esta fecha en homenaje a trabajadoras textiles que luchaban por mejores condiciones laborales y fueron brutalmente reprimidas. En nuestro país la dignificación de trabajadoras/es llegó con el peronismo.

La mujer en el movimiento
La mujer tuvo (y tiene) un lugar central para el peronismo. Ya desde sus primeros pasos en la Secretaría de Trabajo y Previsión, Perón creó la División de Trabajo y Asistencia a la Mujer. La misma fue encabezada por dos grandes compañeras: la Dra. Lucila de Gregorio, abogada y doctora en jurisprudencia, y estuvo secundada por María Tizón, profesora e inspectora del Consejo Nacional de Educación. Fue inaugurada el 3 de octubre de 1944, en un acto presidido por Perón, ante personalidades del ámbito político nacional y sindical. En su discurso, la Dra Gregorio Lavié sostuvo que la División se ocuparía de mejorar las condiciones de trabajo, regular el trabajo femenino, proteger la maternidad y elevar el nivel cultural de la mujer. Para esto, advirtió que se intentaría organizar escuelas y cursos de educación vocacional así como multiplicar los medios de recreación y esparcimiento para asegurar a las mujeres una vida sana y placentera. Para proteger la maternidad, insistió en que los industriales debían contar con salas cunas en sus fábricas para el cuidado de los hijos e hijas de las trabajadoras.
Fue el primer organismo dedicado a analizar los problemas de las mujeres, y en especial los referidos a la mujer trabajadora.

El peronismo contó siempre con liderazgos femeninos fuertes y se debe a que la igualdad es uno de los pilares fundamentales de nuestra doctrina. Con la conquista del voto femenino a nivel nacional en 1947, la mujer no solo pudo votar, sino que también pudo ser electa por primera vez. Así, las mujeres ocuparon cargos públicos, tomando decisiones directas sobre el destino de su patria. Desde los hogares, las fábricas, el Estado y el Congreso Nacional las preocupaciones e intereses de las mujeres tomaron relevancia a inédita en todo el país. Esas compañeras impulsaron y militaron políticas para el bienestar del pueblo.

Necesitamos recuperar ese horizonte de justicia social que reclama el peronismo. Es en base a la igualdad que podremos tener un presente y un futuro mejor. Como decía Evita: “De nada nos valdría un movimiento femenino organizado en un mundo sin justicia social”.
Hoy compañeras y compañeros, codo a codo, debemos ponernos al hombro la tarea de construir una sociedad más igualitaria y un país más justo, libre y soberano.
Como mujeres peronistas, estudiantes y trabajadoras, luchamos por la igualdad, no solo en el ámbito del trabajo y la universidad, sino en cada uno de los espacios en los que participamos. Es con todas, es con todos, reconstruyamos una Argentina donde reine el amor y la igualdad.

#Peronismo #Historia #Derechos #Mujeres #Trabajadoras